Botox

Muchas personas notan líneas finas en el rostro, a veces, en las comisuras de los ojos, lo que les da un aspecto más viejo. También pueden aparecer líneas provocadas por el fruncimiento del ceño o la risa, que dan un aspecto de tensión o ansiedad.
Las líneas de expresión, como éstas, aparecen naturalmente, pero su aspecto no deseable, puede reducirse con un sencillo procedimiento que usa la Toxina Botulínica, una sustancia natural que permite a los músculos faciales permanecer en estado de relajación, dejando la piel con un aspecto más suave, juvenil y hermoso.
Los tratamientos toman pocos minutos, pero sus resultados pueden durar varios meses. Cuando las líneas empiezan a reaparecer, puede ser necesaria la administración de más Toxina Botulínica o de cirugía plástica ocular.

Regresar a procedimientos